Buenas noches, soy el Emperador Galáctico Xenu y soy un alcohólico (parte I)


Hay muchas ideas incorrectas sobre las drogas y el alcohol. No son la semilla de la maldad pura, como usualmente son presentados: hay gente que se muere haciendo cosas perfectamente normales, pero en exceso (como comer, por ejemplo). El cliché de el alcoholismo es una enfermedad no es del todo correcto: un alcohólico siempre tiene, al menos hasta cierto punto, la elección de negarse a un trago, mientras que un enfermo de cáncer no tiene ningún poder sobre su enfermedad. Y un consumidor de drogas o alcohol no es un delincuente, no importa lo que algunas autoridades prefieran creer.

Pero por otro lado, cuando se pierde el control sobre su consumo, uno la puede pasar muy mal. Y cuando eso sucede, siempre hay un charlatán dispuesto a vender una solución.

En algunas ciudades de nuestro país existen centros de rehabilitación para adictos a las drogas y el alcohol, operados por una organización de nombre Narconon. ¿Qué hace a estos centros diferentes a los demás? Dejemos que esa pregunta sea respondida por el director del centro Narconon de Querétaro. De su respuesta a mi correo electrónico solicitando información:

Es un programa sumamente efectivo, totalmente libre de drogas para rehabilitar a aquellos que abusan de drogas o alcohol y ponerlos de nuevo en control de sus vidas.

Utilizando los métodos de rehabilitación desarrollados por el autor y Filántropo Norteamericano L. Ronald Hubbard. Narconon se fundo en la prisión estatal de Arizona en 1966. El grupo original de 10 prisioneros aumenta a más de 100 durante el primer año y debido al éxito sin precedente, el programa se extendió rápidamente a otras prisiones. En 1972 el programa Narconon se entregó por primera vez para él publico en los Angeles.

Un momento ¿L. Ron Hubbard? Asi es, el mismísimo L. Ron Hubbard. En el poco probable caso de que no sepan quien es este señor. Una biografía completa aquí. Y a continuación una versión condensada por un servidor:

Hace casi cien años, en Nebraska, E.U. nació Lafayette Ron Hubbard, un sujeto al que le gustaba inventarse historias bastante inverosímiles. Decía tener un doctorado en física nuclear, aunque la verdad es que no sabía nada de ciencia, ya que abandonó la carrera apenas la comenzaba, y el único título que poseía lo había obtenido de un diploma mill (término anglosajón para universidad patito). También afirmaba ser héroe de guerra condecorado de la Segunda Guerra Mundial, aunque en realidad fue un mediocre oficial naval que nunca vio combate, y que fue degradado por hacer prácticas de artillería en, sin saberlo, en territorio mexicano. Tenía afición por las ceremonias satánicas, y también le gustaba intoxicarse con regularidad. Como le gustaba inventar historias, y era muy holgazán para trabajar en otra cosa, se dedicó a escribir, e incluso logró un modesto éxito como autor de ciencia ficción.

Pero a nuestro amigo Ronnie le gustaba darse la buena vida, y sus modestos ingresos como escritor no eran suficientes. Y para un perfecto vago sin habilidades ni escrúpulos sólo hay una forma de hacerse millonario: fundar una religión.

Asi que un mal día, allá por los cincuentas, Ron publicó un librito en donde decía que las enfermedades eran causadas por traumas almacenados en el inconsciente. También decía que la ciencia médica, especialmente la psiquiatría, eran instrumentos de una conspiración diabólica para esclavizar a la humanidad. Como era natural, la comunidad científica declaró al unísono que eran patrañas, sin embargo, su método, llamado Dianética, fue un gran éxito. Éxito que le permitió iniciar, por fin, su religión.

Para 1982, cuando Hubbard no era más que un fiambre atiborrado de drogas (y el FBI tenía 600 expedientes sobre él), la Cienciología ya era una religión, con todo y policía secreta, hostigamiento a críticos, homicidios, y una peculiar versión de la creación del mundo que dice que descendemos de las almejas, y que nuestros problemas son causados por espíritus extraterrestres que llegaron a la Tierra en aviones DC-8 hace 75 millones de años.

Linda historia. Y aunque parezca un chiste, en realidad eso es lo que creen los cienciólogos (los que ya desembolsaron una considerable cantidad, claro). Con todo y DC-8s intergalácticos, emperadores malvados y almejas. En pocas palabras, eso es lo que implica el nombre de L. Ron Hubbard.

Asi que Narconon es un método de desintoxicación y rehabilitación creado por un perfecto demente que despreciaba la ciencia, en especial a la medicina, y afirmaba que descendemos de moluscos bivalvos. Eso debería de ser razón suficiente para seguir intoxicándose antes de ir a Narconon. Pero aún hay mucho, mucho más. En internet hay muchos testimonios sobre este programa. Pero, ¿para que usar evidencia anecdótica cuando podemos usar sus propias palabras? Asi que sigamos con el email.

DESCRIPCION DEL PROGRAMA

Fase I.

Retirada sin drogas: En este paso del programa el individuo es puesto en un programa de retirada cuidadosamente diseñado, que hace que el estudiante salga de las drogas sin experimentar la agonía usual de los síndromes de abstinencia de drogas y/o alcohol. El programa utiliza vitaminas específicas y minerales para compensar al cuerpo y empezar a reconstruirlo físicamente. Una persona en la abstinencia está bajo la supervisión de especialistas en retirada las 24 horas del día, hasta que está física y mentalmente desconectado de las drogas y/o alcohol.

En los métodos de desintoxicación habituales, el adicto no deja de tomar drogas asi como asi. Por lo general se utilizan substancias durante la transición (p. ej., metadona, analgésicos). No se utilizan vitaminas y minerales. Y eso es por una sencilla razón: el síndrome de abstinencia es peligrosísimo y muy doloroso, y tomar vitaminas y minerales tiene la misma efectividad que rezar. Por otro lado, en Narconon, cada persona debe pasar por este cruel proceso, independientemente de cual sea su adicción.

Fase II

Curso de Rutinas de entrenamiento Terapéuticas: Existen ocho rutinas de entrenamiento (llamadas TR´S) en este curso. Cada una es un ejercicio y pasos prácticos que hacen posible que los estudiantes mejoren su capacidad para afrontar situaciones en la vida, para comunicarse y para resolver problemas a través de la comunicación. Este acercamiento extrovierte al estudiante.

Las rutinas de entrenamiento, o assists, son ejercicios sacados directamente de los manuales de adoctrinamiento de la Iglesia de la Cienciología. Se afirma que su propósito es mejorar las habilidades de comunicación del paciente.

En una de estas actividades, dos pacientes deben sentarse uno enfrente del otro, viéndose a los ojos, sin moverse, sin hablar, sin parpadear ni hacer ningún tipo de movimiento. El tiempo en que deben de cumplir con esas condiciones es de por lo menos una hora.

En otra rutina de entrenamiento, el instructor emite una orden similar a “mira hacia esa pared”, a lo que el paciente debe de obedecer. El instructor dirá “gracias”. Continuará ordenando al paciente, “camina hacia la pared”, “toca la pared”, “date la vuelta”. Y continuará agradeciendo cada vez que el paciente obedece.

Las rutinas de entrenamiento involucran un concepto de la Cienciología llamado tono 40. El tono 40, en pocas palabras, se refiere a instrucciones que el miembro de la iglesia (o el paciente de Narconon), debe obedecer sin pensarlo.

Si alguien sabe como es que este tipo de actividades pueden mejorar la capacidad de comunicación de una persona, no dejen de explicármelo. Hasta aquí con las TR’s.

Fase III

Programa de Desintoxicación de la Nueva Vida: Los residuos de las drogas que se acumulan en el cuerpo, pueden ocasionar que sé reestimulen sensaciones pasadas de los efectos de las drogas años después que la persona deja de consumir estas sustancias. Un paso de vital importancia para una rehabilitación exitosa es sacar todos los residuos tóxicos acumulados en el cuerpo, reduciendo así el ansia continua por las drogas y los problemas que conlleva, para que así la persona no experimente sensaciones desagradables ocasionadas por la droga/alcohol que haya consumido. <!– D([“mb”,” Un régimen exacto de ejercicios, tiempo de sudado \nintenso en sauna en combinación con \nabundantes suplementos de fluidos y nutrientes, todo diseñado por estudios en \ncombinaciones adecuadas dan como resultado la eliminación de las toxinas acumuladas en el \ncuerpo. Este procedimiento es único \nen Narconon.

\n

\n

Fase \nIV

\n

\n

\n

CURSOS \nPARA MEJORAR LA VIDA.

\n

\n

\n

Curso \nde Mejoramiento de Aprendizaje: \nEste curso da al estudiante la capacidad de estudiar y retener el conocimiento, \njunto con la habilidad de reconocer y superar las barreras al estudio y al \naprendizaje. Este paso prepara al \nestudiante con las habilidades básicas de aprendizaje para conseguir su máxima \ncapacidad durante los cursos siguientes.

\n

“,1] ); //–> Un régimen exacto de ejercicios, tiempo de sudado intenso en sauna en combinación con abundantes suplementos de fluidos y nutrientes, todo diseñado por estudios en combinaciones adecuadas dan como resultado la eliminación de las toxinas acumuladas en el cuerpo. Este procedimiento es único en Narconon.

El sitio de la filial mexicana de Narconon complementa esta afirmación:

En los años 70s, trabajando con personas que habían sido consumidoras de drogas y alcohol se hizo un descubrimiento sorprendente. Las drogas o el alcohol pueden alojarse además de la sangre en el tejido graso del cuerpo y permanecer durante años después de que una persona los haya tomado.
Estos residuos llamados metabolitos pueden entrar en acción proporcionando a la persona “viajes inesperados” y causar una necesidad física a la cual la persona no pude solo con voluntad vencer.

Para tomar en serio esta afirmación, tendríamos que asumir que tres supuestos son correctos: a) todas las drogas, desde la cafeína hasta la heroína, actúan de la misma forma en el cuerpo humano; b) todas las drogas se almacenan en los tejidos adiposos, y c) las drogas pueden permanecer por años, incluso décadas, almacenadas en el cuerpo, y tomar efecto de manera súbita.

El tiempo que una substancia permanece en el cuerpo depende de un buen número de factores: masa corporal, edad, estado general de salud, y desde luego, la cantidad y frecuencia de uso de la substancia en cuestión. Por lo general, las drogas permanecen en el cuerpo por pocos días (24 horas para el alcohol, unos pocos días para otras drogas, e incluso hasta tres semanas para barbitúricos). Y son pocas las drogas que en realidad se almacenen en el tejido adiposo. Por otro lado,la afirmación de efectos de las drogas presentándose años después de que se dejaron de consumir, tiene su origen en una de las muchas leyendas urbanas que surgieron alrededor del LSD, sin ningún fundamento científico real.

Basados en esos falsos supuestos, los empleados de Narconon (por lo general ex-internos o miembros de la Iglesia de la Cienciología sin entrenamiento médico), pondrán a los pacientes a correr. Después, los harán correr nuevamente. Y cuando termine esta actividad, pasaran a la siguiente, que es correr. Y de esta forma, hasta que el paciente esté bañado en sudor. Después serán llevados a un sauna, para que suden durante un rato más. Este proceso, llamado Recorrido de Purificación (Purification Rundown) también es parte de la doctrina dictada por Hubbard. Y como el resto tampoco tiene ningún fundamento en la realidad. O como dijo en 1996 el Profesor Folke Sjoqvist, del Comité Sueco de Salud y Bienestar:

Desde el punto de vista farmacológico, se puede cuestionar vigorosamente la idea de utilizar sudoración forzada para expulsar drogas del cuerpo …

… [la información de Narconon] no contiene ningun debate significativo sobre las cantidades de las diferentes drogas que pueden expulsarse en el sudor. Para realizar tales estimaciones se requerirían estudios metabolicos completos, y cada droga debería ser estudiada por separado, ya que sus propiedades, como distribución por volúmen, vida media, metabolismo, etc., varían. De esta forma, es imposible generalizar.

Entre las vitaminas que se administran a los pacientes, ocupa un lugar especial la niacina, vitamina del complejo B que, según Hubbard, elimina las drogas del organismo, afirmación no comprobada, y que además suele resultar en intoxicaciones entre los pacientes, ya que se administran dosis extremadamente altas (además de ponerlos de un vistoso color rojizo).

Hasta aquí por el momento. En la segunda parte, el resto del proceso de desintoxicación, cuánto le cobran a la gente por hacerle pasar por esto, cómo algunos gobiernos recomiendan (e incluso financian) este programa, y como Narconon afirma no estar relacionado con la Iglesia de la Cienciología.

Y no, no tendrán que esperar seis meses para la segunda parte, sólo una semanita. Lo juro.

Anuncios