Buenas noches, soy el Emperador Galáctico Xenu y soy un alcohólico (parte II)

Antes que nada, una gran disculpa por el retraso. No, no me hallaron los hombres de negro de la Cienciología, ni sus abogados. Demos gracias a Xenu. Digamos que aprendí mi lección, y no volveré a planear un post de dos partes en época de exámenes finales y fiestas decembrinas. ¿En dónde nos quedamos? Ah, ya recuerdo, el programa de rehabilitación en palabras de los que se supone lo defienden:

Fase I

V CURSOS PARA MEJORAR LA VIDA.

Curso de Mejoramiento de Aprendizaje: Este curso da al estudiante la capacidad de estudiar y retener el conocimiento, junto con la habilidad de reconocer y superar las barreras al estudio y al aprendizaje. Este paso prepara al estudiante con las habilidades básicas de aprendizaje para conseguir su máxima capacidad durante los cursos siguientes.

Curso de Comunicación y Percepción: Este curso utiliza procedimientos exactos que enfocan la atención del estudiante en el presente, en lugar de estar atorado en experiencias pasadas. Mejora la percepción del estudiante con relación a su medio ambiente y lo pone en mejor comunicación con lo que lo rodea. A través de las acciones de este curso la persona desarrolla el autocontrol, la extroversión y la capacidad para mantener el control de su propio entorno.

Curso de Altibajos en la Vida: En este curso el estudiante aprende a evaluar las características y las cualidades personales que hacen de alguien un individuo constructivo o destructivo. También aporta métodos para resolver la inestabilidad personal ocasionada por conocidos que tienen personalidades destructivas, pudiendo identificar cualquier influencia negativa en su medio ambiente y la forma de como manejarlo.

Curso de Valores e Integridad Personal: Este curso le permite al estudiante recuperar su integridad personal gracias al examen de las acciones perjudiciales o destructivas del pasado y aceptar la responsabilidad por ellas; adoptando una guía de comportamiento personal y cómo sobrevivir de una forma constructiva. Todos estos son aspectos de una conducta ética y son vitales para una recuperación exitosa.

Curso de Cómo Cambiar las Condiciones en la Vida: Este curso da al estudiante las fórmulas básicas para mejorar cualquier condición o área de su vida. El estudiante aprende que cualquier condición puede ser mejorada. En este curso, el estudiante realiza acciones específicas para reparar condiciones pasadas y presentes en su vida; obteniendo así pasó a paso un estado más deseable

Curso de El camino a la felicidad: Es un curso de estudio sobre un código moral de conducta para ayudar a alguien a evaluar mejor su conducta del pasado, presente y futuro y a descubrir un nuevo sentido moral

No hay mucho por acá. La descripción de esta fase hace referencia a varios cursos que tienen como propósito mejorar la vida del paciente. Vaya, el título es bastante explícito. El cómo lograrlo, sin embargo, es demasiado vago, demasiado ambiguo. La descripción de los cursos podría encontrarse en la contraportada de cualquier libro de superación personal. Una extensa descripción que no dice casi nada.

El casi lo encontramos en el tercer párrafo: el concepto de persona destructiva tiene un significado diferente en el vocabulario de la Iglesia de la Cienciología. Persona destructiva, o persona supresiva, son dos nombres para lo que los cienciólogos llaman personalidad antisocial. Y una persona antisocial es básicamente cualquier persona que sea crítica hacia la Cienciología. La descripción hace referencia a como manejar las relaciones con conocidos que tienen personalidades destructivas. En pocas palabras, aislar al paciente de todas las personas que sean críticas al sistema de creencias hubbardiano.


Fase V

Programa de Extensión

Trabajo adicional de los cursos asignados en base a las necesidades especificas del estudiante de forma que esté preparado para tratar con las situaciones que se presenten en su vida después de graduarse del programa.


¿Qué tipo de trabajo? Digo, por la cantidad de dinero que cobran (de eso me ocuparé más adelante), lo menos que se le puede pedir a estos sujetos es que sean más específicos. En realidad, una buena parte de los pacientes de Narconon que terminan el programa son reclutados como trabajadores en el mismo centro, sin ningún periodo de seguimiento y sin imprortar si están capacitados o no. En Georgia, en 2002, la policía detuvo a un vendedor de heroína. Su otro trabajo era en el staff de un centro Narconon local.


Plan de Salida

Junto con un asesor de Narconon®, cada estudiante desarrolla un plan personalizado de pasos específicos que tras la graduación tienen que llevar a cabo en su vida personal y su entorno. Estro incluye algún contacto continuado con monitores de Narconon®.

Lo que produce individuos libres de drogas, productivos y éticos, es el programa completo de pasos de Narconon® enumerados anteriormente. Aunque cada acción del programa Narconon® produce triunfos significativos es el efecto combinados de todos los pasos que se entretejen para dar como resultado una recuperación total y permanente. Treinta y cinco años han mostrado que esto es cierto. Narconon® puede proclamar con orgullo y lo ha demostrado con miles de historiales de casos, que se puede acabar con la adicción.


De nuevo, muy poca substancia por acá. El contacto continuo con monitores de Narconon® tiene bastante sentido, los pacientes deben de continuar ligados a la organización, de lo contrario no tendría mucho sentido poner un centro de rehabilitación como fachada para una secta.

Y sobre como respaldar de forma científica la orgullosa afirmación de los miles historiales de casos en que se terminó con la adicción, mejor ni hablamos. Bueno, mejor si, hablemos de eso: al terminar el programa, los pacientes que quedan deben entregar por escrito un testimonio positivo sobre Narconon.

Y básicamente esa es la descripción del programa de rehabilitación de Narconon®: basado en las ideas de un demente como Hubbard, sin fundamentos científicos, retórica ambigua que no dice nada. Nada fuera del otro mundo.

Ahora, hablemos de números. Agradezcamos que la gente de Narconon® que tan gentilmente incluyó una lista de precios que es tan extensa, que, para comodidad de los lectores, resumiré (si quieren el texto original, con gusto lo enviaré):

Básicamente, el tratamiento dura 90 días, incluye hospedaje, libros del curso, el régimen de vitaminas y minerales y exámenes médicos previos al ingreso (simples análisis de orina y de química sanguínea). El costo (en la información se refieren a él como donación) es de 90 mil pesos mexicanos en una habitación triple con baño comunal, o de 96 mil pesos en una habitación doble, también con baño comunal. El privilegio de tener un baño privado cuesta 120 mil pesos. En dólares, eso sería aproximadamente de 8 mil doscientos a 11 mil, dependiendo del paquete. Cualquier gasto extra, incluyendo gastos médicos no contemplados en el tratamiento, corre por cuenta del paciente. Estos precios son para 90 días. Usualmente, el programa llega a extenderse por semanas, o incluso meses más, y a partir del día 91 el costo por día es mucho mayor.

¿Realmente el precio refleja lo que se está recibiendo a cambio? 100 o 120 dólares al día no parecen mucho, si se toma en cuenta el simple costo del hospedaje. (Si ignoramos que se comparte la habitación con más personas, y se dispone de baños comunales únicamente). Además, está el tratamiento, aunque no sea impartido por profesionales, y solo consista en correr, pasar tiempo en el sauna, perder el tiempo en las TR´s y tomar vitaminas y minerales.

Los testimonios de personas que han pasado por este tratamiento, revelan que las condiciones de vida son apenas las mínimas aceptables, y muchas veces ni siquiera eso. Higiene deficiente, mala comida, personal poco preparado, e incluso pacientes obligados a encargarse de tareas de limpieza. Sin mencionar un método de tratamiento sin ninguna base científica ni evidencias reales de éxito.

Aunque en algunos lugares, no hay por que preocuparse de que los pacientes malgasten su dinero, ya que son los contribuyentes los que podrían estar pagando la cuenta.

Se pueden encontrar ejemplos de gobiernos locales (tanto en el extranjero como en nuestro país) que en mayor o menor medida respaldan las actividades de Narconon®. Podemos encontrar ejemplos los gobiernos del Distrito Federal e Irapuato, Guanajuato, incluyendo a Narconon en directorios de prestadores de servicios. El caso más interesante es el de Navojoa, en el Estado de Sonora. En este municipio del noroeste mexicano, existe un centro Narconon. La mayor parte de la información disponible sobre tal colaboración son notas de prensa, que sólo lo mencionan de una forma poco crítica. En realidad, el programa Narconon Navojoa está respaldado por el Sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipal, como está especificado (aunque sin más detalles) en su sitio. El DIF es un órganismo descentralizado que depende del gobierno mexicano, tanto en niveles federal, estatal y municipal. Y es, por tanto, financiado con dinero de impuestos.


Lo cual no necesariamente significa que el programa este financiado en su totalidad con dinero de impuestos. Esta nota, evidentemente parcial hacia Narconon
®, aclara un poco la cuestión del financiamiento, ya que en parte proviene de entidades privadas. Sin embargo, por mínima que fuera la cantidad que aporta el gobierno, es evidente la increíble irresponsabilidad de las autoridades. Uno puede imaginarse a cualquier bufón entrando en la oficina de un burócrata de mediano nivel, lavarle el cerebro con cualquier patraña postmoderna sobre el bien que le hace a la comunidad, y salir feliz con un cheque en el bolsillo.

Hemos visto qué comprende el programa Narconon®, sus métodos que van desde dudosos hasta total y absolutamente pseudocientíficos, y cómo a algunos burócratas parece no importarles lo que están recomendándole a la gente. Hay, sin embargo, otra cuestión muy importante y es una de las grandes paradojas. ¿Cuál es la relación entre Narconon® y la Iglesia de la Cienciología?

Si ustedes entran al sitio mexicano de Narconon®, pueden ver que en ningún sitio se mencionan las palabras Cienciología, Iglesia o religión. Es más, hay cientos de sitios que pertenecen a las diferentes filiales de Narconon®® en el mundo, y en ninguno se menciona ni por equivocación a la secta en cuestión. Narconon es operado por una organización llamada ABLE® (Association for Better Living and Education), que también opera otras fachadas de la Cienciología (Applied Scholastics, Criminon). Un servidor envió un email para preguntar cual es la relación entre Narconon y la iglesia, el cual reproduzco aquí:

Saludos.

¿Cuál es la relación de Narconon con la Iglesia de Scientology?

Gracias por su respuesta.

La muy gentil respuesta de Narconon® México fue:

Gracias por su comunicación, respecto ala pregunta que usted me hace la respuesta es la siguiente.

Narconon es un programa que utiliza los trabajos del Sr. L. Ron Hubbard en el area de la rehabilitación de adicciones, Narconon no es Scientology, es un programa que nacio en la carcel de Arizona y el fundador es el Sr. William Benitez quien era un adicto a la heroína y atraves de leer un libro del Sr. Hubbard “Fundamentos del Pensamiento” el comenzo a experimentar ayuda y sobre todo manejo para su problema, se puso en contacto con el Sr. Hubbard y a partir de ahí William Benitez, con la ayuda de los materiales de Ron ifundo el programa Narconon que tiene 40 años funcionando y cuenta en este momento con mas de 150 grupos que se dedican a la Rehabilitaron y Prevencion de drogas.

Si usted desea mas información puede consultar la pagina de Narconon Internacional que es http://www.narconon.org o la nuestra de Narconon Mexico que es: http://www.narconon.org.mx

Espero que esta breve explicación haya respondido su pregunta.

En efecto, gentil respuesta, pero no precisa y ni siquiera bien redactada. Como es evidente, niegan la cruz de su parroquia a toda costa. (Por cierto, ¿alguien sabe por que el emblema de la Cienciología es una cruz?)

Lo cual no deja de ser paradójico, ya que todo lo que hacen y dicen apesta a Cienciología, empezando por el tratamiento apoteósico que dan a Hubbard en la literatura de Narconon® y en los mismos centros, y en el uso de métodos, como los TR´s, que son exactamente los mismos que en la Iglesia de la Cienciología. Lo que arroja luz en el asunto, es lo que sucede con los pacientes al terminar con el programa. Al finalizar los tres o más meses que toma el tratamiento de desintoxicación, muchos pacientes son inmediatamente contratados para trabajar allí mismo, atendiendo a las nuevas generaciones de internos. Y de ahí, pasarán mucho tiempo bajo la tutela de la gente de la iglesia.

La gente que la están pasando mal, ya sea por problemas familiares, económicos, de adicciones, etc., son el blanco preferido de las sectas destructivas. En tal estado de vulnerabilidad, pasar meses aislado de familia y amigos, sometido a privaciones, y siendo constantemente adoctrinado en las ideas de Hubbard debe dejar a cualquier persona lista para el siguiente representante de ventas de la Iglesia de la Cienciología. No hay información precisa sobre qué porcentaje de pacientes de Narconon terminan siendo miembros de la Iglesia de la Cienciología, pero el vínculo con esa organización es evidente, y al ser en extraidos de los escritos de L. Ron Hubbard que no son otra cosa que escrituras sagradas, las prácticas de Narconon son religiosas en esencia.

Sin embargo, el problema central no es si la principal meta de Narconon® es reclutar más miembros para la Cienciología, sino cuánto ayudan (o dañan) en realidad a las personas con problemas de adicción.

Lo cierto es que los métodos de Narconon® no tienen ninguna base racional, y están basados en las creencias de un hombre demente, que incluso aseguraba que su método de desintoxicación podía curar a personas expuestas a radiación. Estos métodos no son sólo ineficaces, sino sumamente peligrosos, y el paciente no recibe nada en realidad: los centros Narconon® afirman índices de éxito de entre 70% y 100%. Un estudio independiente da una cifra menor al 7%.

Y el precio que el paciente paga por nada es enorme, y no solamente en términos económicos: el aislamiento y la tortura psicológica por la que pasan los pacientes no es justificada, y para los pobres que terminan cayendo en las redes de la Iglesia de la Cienciología, el precio será aún más elevado.

Al final, lo único que Narconon® hace por sus pacientes es cambiar una forma de sufrimiento por otra más costosa.

Fin de año

Si el año 2005 fue el año en que la irracionalidad golpeó con fuerza, tanto en el mundo como en un nivel personal, el 2006 he podido ver algunas sutilez señales de esperanza. Derrotas legales de grupos cono la Iglesia de la Cienciología, Landmark Education, y los promotores del diseño inteligente, más series en la tele en donde la gente racional no son los villanos, y sobre todo, cada vez más personas utilizando las herramientas que nos da internet para demostrar que la razón y el sentido común son la más grande cualidad -y única esperanza- de nuestra especie. Un servidor intentará colaborar más frecuentemente con su granito de arena el año entrante, por que los chantas, postmodernos, magufos, charlatanes y traficantes de misterios deben saber que los estamos vigilando, y no les vamos a entregar nuestro mundo tan fácilmente.

A todos los compañeros que blogean a favor del pensamiento crítico, y también a los lectores que sólo pasan por acá, mis mejores deseos para este año 2007.

Anuncios