Hugo Chávez les dice a los venezolanos como vivir su vida

Cuando tienes lamebotas adoradores de la talla de Sean Penn, Maradona o la princesita Poniatowska, tu ego puede inflarse hasta el punto de hacer cosas como esta:

Ni Superman ni Mileidy existirán más en Venezuela

Los nombres extravagantes o compuestos dejarán de ser válidos o al menos es la propuesta legislativa del país sudamericano para rescatar los nombres tradicionales

function abriramigo(variable,v1,v2,v3) { window.open(variable +’=’+v1+’&p_tabla=’+v2+’&p_cabza=’+v3,’nota’+1,’toolbar=no,location=no,directories=no,status=no,menubar=no,scrollbars=yes,resizable=yes,copyhistory=no,width=500,height=400,top=50,left=115′);}

AP
El Universal
Caracas, Venezuela
Domingo 02 de septiembre de 2007

00:46 En los recientes Juegos Panamericanos de Río abundaban atletas en la delegación venezolana con nombres tales como Hersony, Mayelis y Nohemar, entre otros, que muchas veces obligaron a periodistas brasileños y extranjeros a demorar la difusión de sus despachos para evitar cometer errores a la hora de identificar a esos deportistas.

Pero la presencia de venezolanos en eventos deportivos con nombres compuestos como Leomar (Leonardo y María), extravagantes como Mileidy (My Lady), o con variantes como Maikel (Michael), particularmente cuando “denoten una identidad confusa o que generen dudas sobre la determinación del sexo”, podría ser extraña en dos o más décadas.

¿La razón? Las autoridades venezolanas impulsan la aprobación de un proyecto de ley que rigurosamente buscará frenar la desbocada creatividad que muchos padres evidencian a la hora de escoger y registrar el nombre de sus hijos.

Esta semana el Consejo Nacional Electoral (CNE) entregó a las autoridades municipales el borrador de la Ley de Registro Civil, que entre otras consideraciones plantea que no se “permitirá” que los padres o representantes les coloquen a los recién nacidos “nombres que los expongan al ridículo, sean extravagantes o de difícil pronunciación en el idioma oficial, contengan variantes familiares y coloquiales” que generen “confusión” o “dudas” en la forma de escribirlo o en el sexo del infante.

La ley prevé también la creación de una lista con al menos 100 nombres propios tradicionalmente reconocidos con el fin de ofrecer opciones en el momento de registrar un nacimiento. La lista sería progresivamente ampliada y quedarían exceptuados los descendientes de etnias aborígenes y extranjeros, se informó.

Las autoridades electorales repetidamente han dicho que la inclinación de muchos venezolanos de crear nombres, a veces únicos, se ha traducido con frecuencia que “no es fácil determinar la identidad sexual de un elector”, basado simplemente en el nombre y el numero del documento de identidad que aparece en el padrón electoral.

También algunos nombres han sido motivo de polémica. Meses antes de los comicios presidenciales del 2006, en los que fue reelegido el presidente Hugo Chávez por amplia mayoría, los adversarios del mandatario denunciaron una serie de irregularidades en el padrón electoral, destacando entre ellas que en esta nación sudamericana hasta “Superman” estaba inscrito para votar.

Sandra Oblitas, presidenta de la Comisión de Registro Civil y Electoral del CNE, reveló entonces que a pesar “de la burla de los medios de comunicación social” existen en el padrón dos electores -certificados con los registros- identificados con el primer nombre de Superman y uno de ellos fue presentado repetidamente por la televisora estatal.

“Hay un ciudadano que se llama Superman, y debo decir que Superman existe y es venezolano”, declaró Oblitas al rechazar las denuncias.

Los venezolanos son expertos en dar vida a palabras y expresiones propias en su modo de hablar que con el pasar de los años incluso han terminado por ser registradas por el propio Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) con la denominación de “venezolanismo”.

Es así como “cuaima”, que se refiere a una serpiente venenosa local, el DRAE admitió el léxico habitual en que la usan los venezolanos para identificar particularmente a mujeres consideradas “muy listas, peligrosas y crueles”.

Algunos de los numerosos “venezolanismos” en esencia son palabras de uso general en la lengua española que en este país han adquirido una connotación especial.

Personas que se hallaban en una céntrica plaza de Caracas mostraron diferentes reacciones sobre la medida propuesta.

“Estoy de acuerdo con poner límites a gente que no tiene sentido del ridículo, pero me parece mal que estén pensando en una lista tan corta, sólo en el santoral (nombres de santos católicos por día) hay más de 365”, dijo Alfredo Blanco, de 58 años.

Mariana González, una ama de casa de 27 años, expresó que “nadie debe meterse en eso. Mi hijo se llama Richard, a mi siempre me gustó ese nombre”.

“¿Por qué alguien me va a venir (ahora) a decir que tenía que ponerle Juan, Pedro o (el nombre indígena) Guaicaipuro? Ante todo debe reinar el sentido común”, añadió al expresar su temor de que la medida sea inflexible.

mzr

O decir cosas como esta:

O incluso afirmar que un anciano genocida decrépito y enfermo vivirá eternamente.

Si no fuera por que las vidas de millones de seres humanos dependen de lo que diga este gorila afeitado en uniforme, estas noticias me causarian mucha risa.

Pobres venezolanos.

*

4 comentarios en “Hugo Chávez les dice a los venezolanos como vivir su vida

  1. No había visto tu BLOG. Ya esta ligado desde Pop Galore.

    ¡Felicidades!

  2. PARAGUAY: VIDELA SÍ, CHÁVEZ NO
    (Publicado en Kaosenlared x Luis Agüero Wagner)
    Mientras en los países de la región los Derechos Humanos y la libertad de pensamiento van ganando terreno e incluso sirven de plataforma a los políticos para captar votos, los émulos del senador Mc Carthy en Paraguay, capitaneados por el propietario del diario ABC color Aldo Zucolillo, han retrocedido medio siglo en el tiempo que mide el contexto internacional, en un país en el que sólo basta alejarse unos 15 kilómetros de la capital para volver del mundo contemporáneo a la prehistoria, pasando por el modernismo, la edad media y el mundo antiguo. Es lo que se deduce del desmesurado espacio que vienen dedicando a satanizar a Hugo Chávez y a su política exterior, llegando al extremo de escrachar con fotos e infografías a supuestos simpatizantes paraguayos de la revolución bolivariana.
    Nada más natural en un medio donde los políticos que hablan de derechos humanos pierden intención de voto entre el electorado, y la popularidad sube cuando más mano dura prometan.
    Para honrar la memoria, debemos puntualizar que no siempre la prensa paraguaya se mostró tan susceptible a las amenazas a las libertades públicas de la región, sobre todo en tiempos en que los dictadores se asemejaban más al prototipo promovido desde el norte que a sus propios pueblos. Nadie se escandalizó en el periodismo libre cuando el General Alfredo Stroessner visitó Venezuela en junio de 1957 para estrechar vínculos con el dictador militar del país caribeño, General Marcos Pérez Jiménez, en tiempos en que ambos subproductos de la política exterior estadounidense concedían graciosamente tajadas del espectro radioeléctrico a sus adulones. Para que no queden dudas sobre el carácter marcial de su visita, Stroessner se alojó en el local del Círculo de las Fuerzas Armadas de Venezuela, en Caracas.
    Un par de décadas más tarde, un 20 de abril de 1977, era recibido por Stroessner con los honores correspondientes, el Teniente General Jorge Rafael Videla, quien llegaba al Paraguay acompañado de su esposa Alicia Raquel Hartidge. A la noche se llevó a cabo una recepción de gala en el Palacio de Gobierno de Asunción, donde no faltaron los pundonorosos y austeros luchadores por la libertad de expresión, que aún no habían sido seleccionados por la embajada norteamericana como propagandistas de la democracia tutelada. Es conocido que la National Endowment for Democracy , la USAID y la CIA se abocarían a fabricar entre ellos a bien remunerados disidentes y “luchadores por la democracia” en el crepúsculo del régimen militar paraguayo.
    Al conocerse a principios de marzo en Asunción la próxima visita de Videla, ABC color publicaba su recordado editorial donde criticaba al presidente Jimmy Carter por su énfasis en la promoción de los Derechos Humanos y defendía al proceso argentino sentenciando que al presidente norteamericano le era muy fácil pontificar lejos del problema. Por las mismas fechas eran apresados en Asunción Alejandro José Logoluso y Marta Landi, entregados a los sicarios de Videla por las fuerzas represivas paraguayas. Los grupos de tareas de Pastor Coronel tampoco se apiadarían de José Nell, paralítico desde que recibió una bala en los disturbios desatados en Ezeiza por el retorno de Perón.
    El 28 de enero de 1999 Hebe de Bonafini pidió a Baltasar Garzón que solicite la extradición del dictador Stroessner, presentando documentos tales como una ficha policial de la Dirección de Registro de Extranjeros paraguayos de la desaparecida argentina Dora Marta Landi Gil, que está fechada en Asunción en marzo de 1977; una tarjeta del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social de Marta Landi, que está registrada en Asunción el 10 de marzo de 1997; y un informe de la policía de Asunción, donde se notifica que Marta Landi (argentina), Alejandro José Logolusso (argentino), José Nell (argentino) y otros han sido expulsados del país. Este informe policial está fechado el 16 de mayo de 1977. Entre los documentos, también destacan un registro de vuelo en el que se acredita que, el 16 de mayo de 1977, el capitán de corbeta José Abdalá, (alias Turco) trasladó a Landi Gil y a su compañero, Alejandro José Logolusso, de Asunción a Buenos Aires.
    El destino de todas estas personas, embarcadas en el vuelo del que jamás regresarían, con seguridad poco importan a Zucolillo y otros paladines de la democracia sin chavismo, ayer tan ocupados en recibir las mieles de la proximidad al poder dictatorial, como hoy en sostener su autocomplaciente y fantasmática reputación democrática, aún al precio de buscar sombras en el cuarto oscuro de su conciencia. LUIS AGÜERO WAGNER.

  3. ¡No sabía que tenías este changarro!🙂

    Bueno, desprecio a Chávez, pero esta vez tiene razón. El derecho de bautizar a tus hijos como te venga en gana choca con el derecho de tus hijos de tener un nombre digno. Y el caso de “Yahoo” de Mexicali lo prueba.

    Saludos.

  4. Tiene algo de razon el post anterior. Los venezolanos si son algo especiales a la hora de elegir nombre, y quiza el problema en esto es que sea Hugo Chavez el que la propusiera. El sitio es bueno, no caigan en la trampa de los ataques Ad Homine.

    Felicidades por el sitio.

Los comentarios están cerrados.