Los forúnculos de Karl Marx

Lo que uno se encuentra en las noticias estos dias.

Sam Shuster, profesor de dermatología de la Universidad de East Anglia, publicó en el British Journal of Dermatology un interesante artículo. El doctor Shuster estudió los escritos y correspondencia de nada más y nada menos que Karl Marx, y llegó a la conclusión de que el pensador (?) muy probablemente padeció de una forma severa de acné conocida como hidradenitis supurativa. Esta condición afecta a los folículos con glándulas apocrinas, que a su vez se encuentran principalmente en las axilas, la ingle, el perineo y las nalgas. Esta condición puede afectar otras partes del cuerpo, y usualmente se vincula a dolores de articulaciones y ojos, los cuales Marx también padeció.

Esta condición puede llegar a impedir que una persona pueda trabajar, y también tiene un efecto negativo sobre su autoestima. Y el doctor Shuster cree que exactamente eso es lo que sucedió con Carlitos Marx:

Además de reducir su capacidad para trabajar, lo que contribuyó a su deprimente pobreza, la hidradenitis redujo considerablemente su autoestima. . . Esto explica su desprecio a si mismo y su aislamiento, reacciones reflejadas por el aislamiento que Marx desarrolló en sus escritos.

Un servidor casi siempre es escéptico respecto a este tipo de notas. Diagnosticar a una persona que murió hace muchos años en base a escritos no es precisamente una forma de diagnóstico muy exacta. Y no sería la primera vez que la biografía de una persona se utiliza para dar una interpretación exagerada a sus ideas (¿Qué sigue? ¿Heidegger tenía hemorroides?). Aunque la hipótesis del doctor Shuster tiene un poco de sentido: el marxismo es un sistema de creencias irracional, fundamentado en el odio de clases y en una concepción muy pobre de lo que representa un ser humano. Además, el mismo Marx pareciera darle la razón al doctor Shuster. En una carta a su colega Friedrich Engels, fechada en 1867, escribió:

La burguesía recordará mis carbúnculos hasta el día de su muerte.

(No es broma. Karl Marx escribió eso.)

Tal vez nunca lo sabremos, pero el marxismo y demás derivados ideológicos bien pudieron ser la respuesta de un viejo amargado y miserable lleno de forúnculos y pústulas al mundo que le rodeaba. Y nada explicaría mejor la naturaleza del marxismo que eso.

La nota completa, aqui.

Anuncios

9 comentarios en “Los forúnculos de Karl Marx

  1. Ahora resulta que Nietzsche tenía razón con eso de la moral del resentimiento y que las tendencias “democráticas” eran producto del rencor de los débiles por no tener suficiente vitalidad y salud para enfrentarse al mundo y bla bla bla.

    No es una idea que me encante.

    Oiga, ¿qué pasó con Patrañologías?

  2. Hola,

    Yo estoy en México D.F., pero soy parte de la OLDV. Podríamos ponernos en contacto? hugonz@gmail.com

  3. Ese Pereque. Tampoco me convence mucho la idea, pero me pareció una noticia curiosa. Sobre todo lo de la cita de Marx.

    Sobre lo de Patrañologías. Si de por si nunca he sido muy prolífico. Lo que sucede es que cuando se me ocurre un tema alguien más ya lo cubrió y como que no hay nada más que aportar. Como que es más difícil para mi dar con un tema que valga la pena en lo que al escepticismo se refiere.

    Hay un par de ideas que tengo para postear, de todas formas. Voy a aprovechar los dias del puente para tener algo listo.

    Hugo, gracias por la dirección. Estamos en contacto.

  4. carbunculo, que fea palabra :s

  5. El otro día en un rato de ocio e insomnio me puse a leer el apéndice de El Capital, en la parte donde están unas cartas de Marx a sus amigos. En una de las que le manda a Engels se pasa medio párrafo diciendo que sus forúnculos no lo dejan trabajar, y que su trabajo se estaba forunculizando.

    Chale…

  6. jajaja, q onda con esto? si explicaria muchas cosas pero no ma.. jaja… mis “carbunculos” jaja… saludos roland

  7. personalmente no soy seguidor de marx, pero haces un análisis demasiado simple de la obra de uno de los pensadores que sin duda alguna cambiaron el rumbo de la humanidad, aunque ello no sea de tu agrado. No pareces distinguir entre una idea y las interpretaciones que de ella se hacen, pues nada tiene que ver marx con los regímenes brutales implantados por desviaciones de sus doctrinas con lo que el pensaba acerca de las relaciones del hombre y el capital.

  8. Que tal Roland llevo un par de horas por aqui asi que me parecio decente dejarte un comentario, de otra forma, es como entrar a la habitacion de alguien y luego cerrar la puerta con cuidado asumiendo que nunca estuviste ahi…

    Llevo tres años viviendo en Australia asi que por el momento me encuentro un poco fuera del circuito politico y las batallas cotidianas. Tu blog me ha servido un poco para ponerme al dia.

    Considero que tus ideas son bastante claras y sin pretensiones -¿Estas seguro que eres mexicano?

    Saludos desde el culo del mundo…

    Arriba los forúnculos de Marx

  9. La teoría en Marx va más allá de sus forúnculos. Si es gracioso el hecho pero no por eso se demerita el trabajo teórico del autor y su capacidad de ver el poder del Capitalismo – vigente hoy en día – . Muy miope su análisis.

Los comentarios están cerrados.