Venezuela cerca de convertirse en un estado policial

Uno de los inventos más mezquinos que nos dejaron los regímenes totalitarios del siglo pasado es la utilización de los ciudadanos con fines de espionaje doméstico. O dicho en otras palabras, utilizar la coerción en contra de los ciudadanos para obligarlos a espiar y delatar a sus vecinos o incluso a sus propias familias. Lo hicieron los nazis, lo hicieron los comunistas, y lo hizo Zombie-Castro a través de la Unión de Pioneros de Cuba (algo asi como las juventudes hitlerianas versión tropical).

Esta táctica es horrorosamente eficiente, pero al final el precio lo pagan los ciudadanos, quienes terminan sumidos en un insoportable ambiente de paranoia y desconfianza, a fin de proveer al gobierno de disidentes para poner como ejemplo, y de los siempre necesarios chivos expiatorios.

Pues bien, ahora Hugo Chávez da un paso más para convertir a Venezuela en un estado policial, al imponer una ley que castiga a los ciudadanos con cuatro años de prisión si se niegan a cooperar con los organismos de inteligencia del gobierno.

Me pregunto si este tipo de noticias llegan al país de fantasía donde viven la princesita Poniatowska y demás intelectuales progres de esos que se han sacado la foto con Chávez