Ofender es tu Derecho/Nuestra democracia NO crece

Lo he dicho un par de veces en este blog: las ofensas sólo ofenden, no dañan. Decir algo ofensivo acerca de alguna persona podrá ser de mal gusto, podrá ser cruel. Pero no tiene ningún efecto tangible sobre la vida, la libertad o la propiedad del sujeto ofendido.  Hace unas semanas una campaña publicitaria de Burger King en España y el Reino Unido recibió una respuesta completamente desproporcionada de parte del gobierno de nuestro país (ni que decir de muchos ciudadanos). Guardadas las proporciones, no pude evitar recordar a los militantes islamistas que hace tres años entraron en un frenesí destructivo por que se sintieron ofendidos por unas caricaturas dibujadas por unos daneses.

Y es que en el fondo del asunto el punto es ese: si algo es sagrado para mi, ¿están obligados los demás a actuar como si fuese sagrado para ellos? El derecho a expresar libremente las ideas es algo más real, más tangible y más universal que cualquier símbolo: llamése Mahoma, la Virgen de Guadalupe, la bandera mexicana o la imagen de cualquier político.

Tu derecho a tener vacas sagradas termina en donde empieza mi derecho -y el derecho de todos- a expresar nuestras ideas libremente. Incluso cuando estas ideas tiendan a la sátira y a la burla. Especialmente cuando estas ideas tiendan a la sátira y a la burla. Cuando una sociedad entiende eso, comienza a ahorrarse una cantidad increible de problemas.

Me he desviado del tema de la semana pasada, que es la intromisión ilegal de el Instituto Federal Electoral en el intercambio de contenidos en internet. Desde que se introdujo la nueva legislación electoral muchos hemos advertido de las consecuencias negativas que esta tendría para la libertad de expresión. Un dia después de que se solicitara la remoción del video acerca de Fidel Herrera, Marco Gómez Alcántar, consejero del IFE, hizo una muy desafortunada declaración:

Por supuesto que está regulado. Las redes sociales están reguladas aquí y en China.

Quizás el señor Gómez Alcántar (marco.gomez@ife.org.mx) no esté muy enterado de la naturaleza de la regulación a las comunicaciones en China, ni del récord en materia de derechos humanos que tiene ese país. Quizás recordándole que en otros países como Myanmar, Cuba, Corea del Norte, Bielorrusia, Arabia Saudita o Irán también están reguladas las redes sociales le de un poco de perspectiva.

Confío en que haya sido más una desafortunada selección de palabras por parte del señor Gómez Alcántar. Sería aterrador pensar que en el IFE ven a China como modelo a seguir.

Ahora bien, no son sólo los políticos los que pueden resultar ofendidos durante las campañas políticas:

Cuando aparece un spot del PVEM representando a los ciudadanos como unos inútiles incapaces de salir adelante si no es por obra y gracia de la limosna que les pueda dar el gobierno yo podria decir que me siendo profundamente ofendido.

Cuando en la publicidad del PT y Convergencia nos pide creer ciegamente que estaríamos mejor con López Obrador, sin aportar un sólo dato para apoyar tal afirmación, yo puedo decir que están ofendiendo mi inteligencia -y estoy seguro que a la de muchos ciudadanos también.

Cuando en los spots del IFE se nos pide asumir sin protestar nuestro papel de funcionarios de casilla, afirmando que es nuestro deber, cuando en la práctica la reforma al COFIPE nos cerró a los ciudadanos las pocas puertas a la participación política independiente de que disponíamos, también podría afirmar que me siento ofendido.

Hay una palabra que a los políticos les gusta incluir en sus discursos, promesas, publicidad y demás demagogia: equidad. Pues bien, en el espíritu de la tan cacareada equidad, hay una idea que quiero promover:

  1. Los políticos pueden sentirse ofendidos fácilmente por cualquier contenido que aparezca en internet o que sea transmitida por radio o televisión, y en base a la indignación causada por esa ofensa pueden exigir que dicho contenido sea censurado.
  2. De acuerdo a la Constitución, todos los ciudadanos de este país -políticos o no políticos- tenemos los mismos derechos y somos iguales ante la ley.
  3. Por tanto, si un político puede hacer berrinche para que censurar cualquier contenido en los medios, los ciudadanos deberíamos de tener la oportunidad de hacer lo mismo.

Pero sabemos que desafortunadamente no es asi. La ley electoral contempla la censura cuando las ofensas van dirigidas a un candidato o a un partido. Dicho de otra forma, es una ley que hace distinción entre dos tipos de ciudadanos: los políticos que pertenecen a un partido político y tienen cierto grado de influencia, y el resto, y les otorga diferentes derechos.

Democracia no significa simplemente que gobierne el que más votos obtiene. Una verdadera democracia debe de permitir a los ciudadanos participar en política de manera independiente. Debe permitir la libre expresión de ideas para todos los ciudadanos -y eso incluye las ofensivas. Y sobre todo, debe de proporcionar las herramientas para vigilar a los políticos y hacerlos rendir cuentas.

Sin esos requisitos los partidos políticos no dejarán de ser feudos gobernados por una élite, y los legisladores y demás funcionarios no dejarán de ser lacayos al servicio de sus partidos.

La lucha no es izquierda contra derecha, ni PAN contra PRD. La verdadera lucha es la de los ciudadanos contra un sistema político desigual e ineficiente que consume una cantidad enorme de recursos sin devolver resultados..

Por que contrariamente a lo que dice el IFE, nuestra democracia NO crece.

Anuncios

Censura en Internet por parte del IFE

El Instituto Federal Electoral ordenó a Youtube retirar un video por considerarlo ofensivo en contra del gobernador del estado de Veracruz, Fidel Herrera.

No voy a iniciar un debate sobre si el video es ofensivo o no. Y no es por falta de tiempo, es precisamente por que ese es el punto: ¿quién determina qué es ofensivo o denigrante? ¿Cómo pueden esos conceptos ser definidos de una forma lo suficientemente objetiva como para ser base de cualquier tipo de legislación?

Ahora bien, la reforma a la ley electoral nos quitó a los ciudadanos los escasos espacios con que contabamos para participar en los procesos electorales. ¿Han visto los spots del IFE en los que un pobre sujeto se debate entre abrirle o no la puerta a la representante del IFE que lo va a enganchar como funcionario de casilla? Bueno, a mi en lo personal me parecen bastante ofensivos. Pero no por eso voy a exigir que dejen de transmitirlos.

Y ni hablar de los spots del Partido Verde o los del Partido del Trabajo, que parecen partir del supuesto de que todos los ciudadanos somos idiotas y/o nos gusta que nos mantenga el gobierno sin tener que trabajar.Si que son ofensivos. ¿Por qué no los dejan de transmitir?

Pero bueno, supongo que lo único que queda hacer es ofender y denigrar a algunos políticos por el puro afán de joder.

  • Los del PRI son unos ladrones manipuladores a los que les debemos el tremendo atraso de este país.
  • Los del PAN son unos ladrones ineptos, y muchos de ellos son fanáticos religiosos que no tienen la menor consideración por las libertades civiles de los ciudadanos.
  • Los del PRD son unos ladrones holgazanes cuyo único fin en la vida es buscar nuevas formas de vivir a costa de los contribuyentes, asi sea apadrinando agrupaciones clientelares e ilegales, además de hipócritas ya que son igual o más autoritarios que los del PRI o del PAN.
  • Los del PVEM son unos ladrones aún más manipuladores, que promoverían la caza de ballenas y la tala indiscriminada de los bosques si eso les reportara un puñado de votos (y por tanto, de financiamiento).
  • Los de Convergencia y del PT son unos ladrones parásitos cuyo único propósito es ver de que partido y/o caudillo demágogo se cuelgan para seguir recibiendo dinero público.
  • Y los del PSD… bueno, algo malo deben de tener, sólo que no los conozco bien.

Espero haber sido lo suficientemente ofensivo y denigrante con eso.

UPDATE 1: Como me hizo notar mi buen amigo Antonio, se me olvidó mencionar al PANAL, el cual está conformado por una pandilla de ladrones hipócritas que ponen a la educación como el principal tema de su plataforma cuando en realidad son lacayos de Elba Esther Gordillo, la persona que más daño le ha hecho a la educación en México.

Y en cuanto al PSD. Ganan puntos por su postura progresista en cuanto a las drogas… y los pierden por ser incapaces de ponerse de acuerdo entre ellos mismos y haber querido aprovecharse del respetable otorgando candidaturas a semi-celebridades.

UPDATE 2: ¡Buenas noticias! En una nota más personal, he logrado llegar a una posición en la que puedo tomarme un año sabático en cuestiones laborales. Lo cual es genial, por que por fin voy a poder dedicarme exclusivamente a la escuela y algunos proyectos personales -que incluyen el blog-. sin otro tipo de preocupaciones.