¿Charlatán? Si. ¿Vampiro de Energía? No.

Curiosa coincidencia. Hace un rato estaba escuchando el episodio 261 de The Skeptic’s Guide to the Universe (un podcast que les recomiendo, si entienden Inglés), en el que mencionan el curioso fenómeno de los llamados “vampiros de energía” -personas con el supuesto poder de “robar” la energía de los demás.

Una idea ridícula, a todas luces, pero no pasó un rato sin que tuviera oportunidad de mencionarla.

Aunque la entrada anterior nada tiene que ver con el tema del farsante René Mey, alguien de nombre Francis dejó el siguiente comentario:

el dia de ayer fui a una secion con el sanador Rene Mey la verdad yo no creo tan facil en todo este tipo de cosas, pero me paso algo muy raro, cuando el paso frente a mi y me puso su mano en el corazon me senti desvanecerme como si me robara toda mi energia, y como no senti nada espiritual (hermoso).  he estado investigando en internet y lei un comentario acerca de que el nos roba nuestra energia,  podra ser cierto esto?

Si hay alguna razón para preocuparse, no es esa . De la misma forma que el señor Mey no tiene ningún poder curativo más allá del de un placebo (que, para efectos prácticos, es lo mismo que ninguno), tampoco puede robarse la energía de las personas. Cualquier efecto es subjetivo y puede ser explicado si tomamos en cuenta las expectativas y las emociones que están en juego en un evento así -y la capacidad que tiene Mey para explotarlas a su favor. Simplemente, el poder de la sugestión.

En otros lugares de internet he leído comentarios similares, atribuyendo a Mey la supuesta capacidad de robarle la energía a las personas, e incluso afirmaciones de que sus supuestos poderes tienen un origen satánico.

El único poder que le podemos reconocer a Mey es el de su gran capacidad de usar su carisma para manipular a la gente, y el origen de ese poder no es ni divino ni diabólico. Y eso es una buena noticia: para defenderse de vivales como Mey no hace falta recurrir a lo supernatural. Basta pensar críticamente, pedir evidencia, y no dejarse engañar por las apariencias y los discursos.

El Suplemento Mineral Milagroso (y Potencialmente Mortal)

Esta mañana, durante mi sesión diaria de lectura de blogs, me llamó la atención esta entrada de Science Based Medicine escrita por David Kroll, en la que habla de un suplemento llamado Miracle Mineral Supplement, o Suplemento Mineral Milagroso. Hace unos días, la FDA (Agencia de Drogas y Alimentos, encargada de este tipo de regulación en Estados Unidos) emitió una alerta acerca del uso de este suplemento, indicando que su uso es potencialmente letal.

Desde luego, siendo el sujeto curioso que soy, pronto guglié la frase “suplemento mineral milagroso” para confirmar mi sospecha de que el suplemento también estaría siendo vendido por estas latitudes. Y confirmada quedó. Este suplemento se comercializa por medio de “distribuidores independientes” y otros canales informales, usando el mismo modelo que utilizan otros suplementos mágicos, jugos superopoderosos y demás menjurjes fraudulentos.

El simple hecho de que la palabra “milagroso” sea parte de su nombre ya debería de encender algunas alarmas. Pero si eso no es suficiente, las afirmaciones que hacen sus distribuidores acerca de sus poderes terapéuticos no dejan lugar a duda. Del sitio www.mmsmexico.com.mx:

MMS destruye por completo bacterias, virus, parásitos, hongos y células cancerosas.

Vamos a asumir por un momento que en efecto puede destruir bacterias, virus, parásitos hongos, y células cancerosas. Algo tan poderoso también podría destruir células y tejido sanos. El libro (disponible también en el sitio) escrito por Jim Humble, el inventor de este suplemento hace afirmaciones más extraordinarias:

Después de tomar la Milagrosa Solución Mineral, pacientes de SIDA usualmente están libres de enfermedad en algunas semanas, y otras enfermedades y condiciones simplemente desaparecen. Sí los pacientes en hospitales alrededor del mundo fuesen tratados con esta Milagrosa Solución Mineral, más del 50 % de ellos estarían de regreso en casa dentro de una semana.

Afirmaciones como esa deben tomarse muy en serio. Ofrecer una cura falsa para una enfermedad como el SIDA es un acto de hijoputez que da miedo y que puede causar un daño muy grande. Otros sitios dedicados a comercializar este suplemento hacen afirmaciones similares relativas a muchas otras enfermedades, incluyendo la influenza H1N1, la malaria y el cáncer (asi, en plural, como si sólo hubiese un tipo de cáncer).

¿Qué es en realidad este suplemento? No es otra cosa más que clorito de sodio (NaClO2) diluido en agua. El clorito de sodio es un compuesto químico utilizado como blanqueador en las industrias textil y papelera, y para la purificación de agua a escala industrial. Eso debería de dar una idea de lo que le puede hacer a las células y tejidos. La buena noticia es que la toxicidad está en función de la dosis. La mala noticia es que la dosis usualmente quedará a criterio de un entusiasta y completamente inexperto distribuidor independiente.

Pero ese no es el peligro más grande que representa el suplemento mineral milagroso.

Los promotores de este suplemento indican que, a fin de que se activen sus efectos terapéuticos, debe mezclarse con ácido cítrico. El problema es que agregar ácido cítrico al clorito de sodio genera una reacción química que da como resultado otro compuesto, dióxido de cloro. El dióxido de cloro es también un blanqueador de uso industrial, usado principalmente para blanquear pulpa de madera. De acuerdo a la advertencia emitida por la FDA, el consumo de ese compuesto en las dosis que recomiendan sus promotores, puede causar náusea, vómito, diarrea y síntomas de deshidratación. El consumo extendido puede causar metahemoglobinemia (acumulación anormal de la hemoglobina en la sangre) y daño renal. Y desde luego, la muerte.

Usando el sentido común: si una sustancia se utiliza para aclarar el color de la madera, ¿qué le puede hacer a nuestro organismo?

Me pondré en contacto con la Cofepris para investigar si hay alguna regulación respecto a esta sustancia en nuestro país.