El Rey y el Dictador

Los sistemas colectivistas afirman que el estado debe estar en control de una buena parte de la vida de las personas. En la práctica, en un sistema de este tipo, dada la cantidad tan grande de tareas que debe supervisar y regular, es imposible llegar a acuerdos sobre todas los diferentes decisiones que deben ser tomadas, y por ende, el estado se vuelve inoperante. Y como consecuencia lógica, se termina cediendo el poder a una sóla persona para que las cosas funcionen.

Y de esta forma, el estado poderoso y benefactor que está al servicio del pueblo se termina convirtiendo en el medio por el cual el tirano o élite en turno impone sus caprichos, miedos y prejuicios a toda una sociedad. Esa es la más grande ironía del ideario colectivista, trágicamente repetida una y otra vez en el mundo real.

Ya se ha escrito mucho sobre el gracioso intercambio verbal entre Juan Carlos de Borbón, monarca de España, y Hugo Chávez, dictador de Venezuela y sus países satélites, asi que no agregaré nada sobre el particular. Pero si sobre las consecuencias. Hugo Chávez ha hecho algunas declaraciones que llaman la atención:

Las empresas españolas van a empezar a rendir más cuentas y voy a meterles el ojo

y

Con un presidente que sale a defender a un fascista y a atropellar la verdad y un Rey que pretende atropellar la dignidad de un pueblo es difícil tener buenas relaciones

Inicié este post mencionando cómo el poder queda en manos de un dictador. Y lo que dice Chávez es una muestra clara del peligro de esa concentración de poder. Si el lector se pregunta cómo es que el ya famoso ¿por qué no te callas? del monarca a Chávez ofende la dignidad de un pueblo, esa es una excelente pregunta, y ayuda a ilustrar como funciona la mente de un tirano. Un individuo -el rey- mandó callar a otro -Chávez-. Sin embargo, para este último, la ofensa es para todo el pueblo. La única explicación es que en la pequeña y retorcida mente del tirano, él es Venezuela. Él es la encarnación del pueblo. La distinción entre individuo y pueblo no existe para él.

Tal vez suene exagerado. Tal vez el tirano sólo sepa muy bien que decir para polarizar más a sus seguidores. ¿Cómo estar seguros de que ese no es el caso? Muy sencillo: Chávez cree que el rey, a su vez, encarna al pueblo español. Y por tanto, los empresarios e inversionistas españoles (y a su vez, los trabajadores venezolanos que laboran para ellos), quienes no tienen nada que ver con lo que diga o haga el rey, serán quienes paguen la terrible ofensa al pueblo venezolano.

Por otro lado, el incidente ha sido un perfecto ejemplo de la forma de pensar simplista y maníquea de los apologistas del dictador. Un argumento muy socorrido ha sido el de es que el rey es rey, y Chávez fue elegido por su pueblo. Otro falso dilema de los muchos que pueblan la mente de los izquierdosos. Salvo lo que sucede en algunos países del Medio Oriente, Asia o Africa, las monarquías no son lo que eran hace cien o doscientos años. Cualquiera que conozca un poco de historia puede ver a diferencia entre una monarquía absolutista del siglo XVIII o una monarquía parlamentaria contemporánea. ¿Qué al rey Juan Carlos lo designó Francisco Franco? Es cierto. En parte, ya que de cualquier forma Juan Carlos de Borbón era el siguiente en la línea sucesoria al trono español. Pero todo eso es irrelevante, ya que el rey fue una pieza clave en la transición de España de la dictadura a la democracia.

Y el hecho de que un líder sea elegido democráticamente no lo hace inmune a la crítica, ni significa que no se convertirá en un déspota. Chávez fue electo democraticamente, al menos la primera vez. No se puede decir lo mismo de sus dos reelecciones.

El rey podrá ser el heredero de una tradición rancia que no tiene lugar en el mundo moderno, y Chávez fue electo por su pueblo. Pero lo que define a los individuos son sus acciones, y es ahí en donde deberíamos de comparar a los dos personajes: el rey ayudó a consolidar la democracia española cuando fácilmente pudo haber hecho lo opuesto. Y hace pocos dias Chávez enviaba a sus camisas rojas a balear estudiantes.

Después de todo, en Iberoamérica sólo hay dos verdaderos autócratas: Zombie-Castro y Hugo Chávez. Aunque Morales y Correa ya están siguiendo su ejemplo.

Malas noticias

Me entero de que cierra el Blog de Rodrigo. Era un buen lugar de discusión. Un servidor le desea suerte a Rodrigo.

Disturbios en Venezuela

Hoy un grupo de estudiantes marchó en Venezuela en contra de las reformas constitucionales que permitirán a Hugo Chávez perpetuarse en el poder de la misma forma que el zombie de La Habana.

Hugo Chávez los llamó Niños ricos, hijos de papá. Hablando de promover el odio de clases. Un dia antes, ante una multitud de seguidores uniformados de rojo celebró la creación de los Batallones Comandos Socialistas. Sus grupos de choque. Camisas rojas. En su kilométrico discurso el Mico Mandante dijo Lo que Chávez quiere es seguirle dando al pueblo el poder.

En la marcha de hoy hubo violencia. Grupos de personas leales al dictador atacaron a los estudiantes. Hubo balazos y heridos. Afortunadamente no ha habido muertos.

Todavía no, al menos.

Grupos de choque. Odio de clases. Camisas rojas. Un dictador hablando de si mismo en tercera persona. ¿Es que nadie puede ver lo terriblemente mal que está todo eso?

Me pregunto que pensará la princesita Poniatowska de este asunto.

Sobre el uso de la propaganda: buenas noticias desde Venezuela

Una de las principales razones por las que las doctrinas colectivistas han tenido éxito es que, al no tener buenos argumentos, siempre han recurrido a la propaganda. Y como consecuencia, siempre han tenido mejores propagandistas. En otras palabras, imágenes y slogans más efectivos.

Pero, ¿qué pasaría si enfrentamos la efectiva -pero vacía de ideas- propaganda de los izquierdosos, con una propaganda liberal, efectiva y que proponga buenas ideas?
Los de Bureaucrash lo han estado haciendo por algún tiempo. Y en Venezuela, un país en donde es peligroso disentir de la doctrina del primate en jefe, también hay quien lo está intentando:

Las demás imágenes aquí. Un saludo a la gente de la Organización por la Democracia Liberal en Venezuela. Les deseamos mucha suerte.

Hugo Chávez les dice a los venezolanos como vivir su vida

Cuando tienes lamebotas adoradores de la talla de Sean Penn, Maradona o la princesita Poniatowska, tu ego puede inflarse hasta el punto de hacer cosas como esta:

Ni Superman ni Mileidy existirán más en Venezuela

Los nombres extravagantes o compuestos dejarán de ser válidos o al menos es la propuesta legislativa del país sudamericano para rescatar los nombres tradicionales

function abriramigo(variable,v1,v2,v3) { window.open(variable +’=’+v1+’&p_tabla=’+v2+’&p_cabza=’+v3,’nota’+1,’toolbar=no,location=no,directories=no,status=no,menubar=no,scrollbars=yes,resizable=yes,copyhistory=no,width=500,height=400,top=50,left=115′);}

AP
El Universal
Caracas, Venezuela
Domingo 02 de septiembre de 2007

00:46 En los recientes Juegos Panamericanos de Río abundaban atletas en la delegación venezolana con nombres tales como Hersony, Mayelis y Nohemar, entre otros, que muchas veces obligaron a periodistas brasileños y extranjeros a demorar la difusión de sus despachos para evitar cometer errores a la hora de identificar a esos deportistas.

Pero la presencia de venezolanos en eventos deportivos con nombres compuestos como Leomar (Leonardo y María), extravagantes como Mileidy (My Lady), o con variantes como Maikel (Michael), particularmente cuando “denoten una identidad confusa o que generen dudas sobre la determinación del sexo”, podría ser extraña en dos o más décadas.

¿La razón? Las autoridades venezolanas impulsan la aprobación de un proyecto de ley que rigurosamente buscará frenar la desbocada creatividad que muchos padres evidencian a la hora de escoger y registrar el nombre de sus hijos.

Esta semana el Consejo Nacional Electoral (CNE) entregó a las autoridades municipales el borrador de la Ley de Registro Civil, que entre otras consideraciones plantea que no se “permitirá” que los padres o representantes les coloquen a los recién nacidos “nombres que los expongan al ridículo, sean extravagantes o de difícil pronunciación en el idioma oficial, contengan variantes familiares y coloquiales” que generen “confusión” o “dudas” en la forma de escribirlo o en el sexo del infante.

La ley prevé también la creación de una lista con al menos 100 nombres propios tradicionalmente reconocidos con el fin de ofrecer opciones en el momento de registrar un nacimiento. La lista sería progresivamente ampliada y quedarían exceptuados los descendientes de etnias aborígenes y extranjeros, se informó.

Las autoridades electorales repetidamente han dicho que la inclinación de muchos venezolanos de crear nombres, a veces únicos, se ha traducido con frecuencia que “no es fácil determinar la identidad sexual de un elector”, basado simplemente en el nombre y el numero del documento de identidad que aparece en el padrón electoral.

También algunos nombres han sido motivo de polémica. Meses antes de los comicios presidenciales del 2006, en los que fue reelegido el presidente Hugo Chávez por amplia mayoría, los adversarios del mandatario denunciaron una serie de irregularidades en el padrón electoral, destacando entre ellas que en esta nación sudamericana hasta “Superman” estaba inscrito para votar.

Sandra Oblitas, presidenta de la Comisión de Registro Civil y Electoral del CNE, reveló entonces que a pesar “de la burla de los medios de comunicación social” existen en el padrón dos electores -certificados con los registros- identificados con el primer nombre de Superman y uno de ellos fue presentado repetidamente por la televisora estatal.

“Hay un ciudadano que se llama Superman, y debo decir que Superman existe y es venezolano”, declaró Oblitas al rechazar las denuncias.

Los venezolanos son expertos en dar vida a palabras y expresiones propias en su modo de hablar que con el pasar de los años incluso han terminado por ser registradas por el propio Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) con la denominación de “venezolanismo”.

Es así como “cuaima”, que se refiere a una serpiente venenosa local, el DRAE admitió el léxico habitual en que la usan los venezolanos para identificar particularmente a mujeres consideradas “muy listas, peligrosas y crueles”.

Algunos de los numerosos “venezolanismos” en esencia son palabras de uso general en la lengua española que en este país han adquirido una connotación especial.

Personas que se hallaban en una céntrica plaza de Caracas mostraron diferentes reacciones sobre la medida propuesta.

“Estoy de acuerdo con poner límites a gente que no tiene sentido del ridículo, pero me parece mal que estén pensando en una lista tan corta, sólo en el santoral (nombres de santos católicos por día) hay más de 365”, dijo Alfredo Blanco, de 58 años.

Mariana González, una ama de casa de 27 años, expresó que “nadie debe meterse en eso. Mi hijo se llama Richard, a mi siempre me gustó ese nombre”.

“¿Por qué alguien me va a venir (ahora) a decir que tenía que ponerle Juan, Pedro o (el nombre indígena) Guaicaipuro? Ante todo debe reinar el sentido común”, añadió al expresar su temor de que la medida sea inflexible.

mzr

O decir cosas como esta:

O incluso afirmar que un anciano genocida decrépito y enfermo vivirá eternamente.

Si no fuera por que las vidas de millones de seres humanos dependen de lo que diga este gorila afeitado en uniforme, estas noticias me causarian mucha risa.

Pobres venezolanos.

*