La Mezquindad del Tirano

Cada vez es más difícil referirse a Hugo Chávez por medio de algún apodo más o menos gracioso. Utilizar los más comunes implica insultar a los payasos -una noble profesión- o a los simios, creaturas inteligentes.

El dictadorzuelo venezolano, ese que pide que nadie se involucre en la política de su país mientras extiende a sus agentes bolivarianos por toda Latinoamérica (incluyendo nuestro país), acaba de demostrar que no tiene miedo a quedar como un perfecto e imbécil patán enfrente del resto del mundo. La semana pasada, Angela Merkel, canciller alemana, criticó el protagonismo del dictador Chávez, afirmando que que él no es la voz de América Latina. El tirano, en su programa de televisión, le respondió esto:

Ella es de la derecha alemana, la misma que apoyó a Hitler y la misma que apoyó
el fascismo, ésta es la Cancillería alemana de hoy.

Alemania es un país que, como pocos, a tenido que reconocer de una forma muy dolorosa los errores de su pasado. Afirmar que su gobierno actual -por muy de derecha que sea-, es el mismo de hace casi más de sesenta años y representa la misma ideología revela, o una completa ignorancia, o una increible mezquindad. Y la presencia de cualquiera de las dos en un sujeto que pretende ser líder de toda Latinoamérica es alarmante.

Después de todo, fuera de las naciones islamofascistas de Oriente Medio, el único líder que no ha ocultado su antisemitismo es Hugo Chávez.

Por lo menos esta vez Merkel puede, con toda justicia, invocar la ley de Godwin.

Muchos temas pendientes

Una disculpa a los lectores. Es una pena que mis exámenes finales y un montón de eventos relevantes en cuanto a la temática de este blog tengan que suceder casi al mismo tiempo. Eso sin mencionar una necesaria y urgente actualización de mi otro blog.

Asi que vayámos rápido con los temas de los últimos dias. Trataré de ser lo más elocuente que me permitan unas pocas líneas.

El No gana en Venezuela
Aunque en principio es una buena noticia, no hay que olvidar que estamos hablando de un tirano de los de verdad. La noche del dos de diciembre Hugo Chávez hablaba con un tono de abuelito bonachón y aceptaba dulcemente la derrota… pero no había pasado una semana y las bonitas frases victoria de mierda y seguidores de pacotilla ya habían salido de su boca. Suena pesimista, pero no hay muchas razones para festejar. Aún le quedan muchos seguidores y petrodólares para intentar perpetuarse en el poder una o dos veces más.

Pan y circo (y hielo y patines)
Al parecer el dinero gastado en instalar las pistas de hielo en la Plaza de la Constitución no proviene de los contribuyentes, sino de empresarios. Claro, habría que preguntarse a cambio de qué. A fin de cuentas, financiadas con dinero público o no, hay algo que nunca debemos de olvidar: si una sociedad ve como algo natural que el gobierno se encargue de proveer el entretenimiento navideño, verá como algo natural que el gobierno se haga cargo de cualquier otra cosa. Y eso es aterrador.

(Trivia: 100 puntos para el que me diga en honor a qué constitución el Zócalo de la Ciudad de México se denomina Plaza de la Constitución)

Cristina Kirchner toma el poder en Argentina
Elegir a la esposa del presidente saliente como nueva presidenta. No es la primera vez que los argentinos cometen ese error. Muchos celebran que el nuevo presidente sea mujer sólo por el hecho de ser mujer, como si eso fuese inherentemente positivo. La han comparado con Michelle Bachelet. Un servidor piensa que se parece más a nuestra Martita.

Y definitivamente nada puede ilustrar mejor la palabra populismo que sacar a relucir de nuevo el tema de las Malvinas. ¿Qué pensarán los isleños -que por cierto son mayoritariamente de origen británico- sobre la reclamación de soberanía de la señora Kirchner? Quizás la señora debiera de molestarse en preguntarles.

Fumar es más saludable que el fascismo
La ley antitabaco no sólo es discriminatoria. Si bien el debate en cuanto a los espacios públicos es hasta cierto punto razonable, obligar a un propietario de un restaurante o bar a discriminar a sus propios clientes atenta contra los derechos de propiedad. Pero Marcelo Totalitariamente Palacio Ebrard está obligado a copiar todas las legislaciones de los paises progres, que por alguna razón cada vez son más represivas.

Y por último…
Hoy los diputados aprobaron por lo general la reforma electoral. Lo realmente trágico del asunto es que la mayoría de la gente ignora hasta que punto nuestros políticos han comenzado a atentar en contra de nuestras libertades. Y que los que no lo ignoramos no sabemos qué hacer al respecto.

Y mejor no toco el tema de la evaluación de la educación en México. Pocos temas son tan desesperanzadores como ese.

Disturbios en Venezuela

Hoy un grupo de estudiantes marchó en Venezuela en contra de las reformas constitucionales que permitirán a Hugo Chávez perpetuarse en el poder de la misma forma que el zombie de La Habana.

Hugo Chávez los llamó Niños ricos, hijos de papá. Hablando de promover el odio de clases. Un dia antes, ante una multitud de seguidores uniformados de rojo celebró la creación de los Batallones Comandos Socialistas. Sus grupos de choque. Camisas rojas. En su kilométrico discurso el Mico Mandante dijo Lo que Chávez quiere es seguirle dando al pueblo el poder.

En la marcha de hoy hubo violencia. Grupos de personas leales al dictador atacaron a los estudiantes. Hubo balazos y heridos. Afortunadamente no ha habido muertos.

Todavía no, al menos.

Grupos de choque. Odio de clases. Camisas rojas. Un dictador hablando de si mismo en tercera persona. ¿Es que nadie puede ver lo terriblemente mal que está todo eso?

Me pregunto que pensará la princesita Poniatowska de este asunto.

Hugo Chávez les dice a los venezolanos como vivir su vida

Cuando tienes lamebotas adoradores de la talla de Sean Penn, Maradona o la princesita Poniatowska, tu ego puede inflarse hasta el punto de hacer cosas como esta:

Ni Superman ni Mileidy existirán más en Venezuela

Los nombres extravagantes o compuestos dejarán de ser válidos o al menos es la propuesta legislativa del país sudamericano para rescatar los nombres tradicionales

function abriramigo(variable,v1,v2,v3) { window.open(variable +’=’+v1+’&p_tabla=’+v2+’&p_cabza=’+v3,’nota’+1,’toolbar=no,location=no,directories=no,status=no,menubar=no,scrollbars=yes,resizable=yes,copyhistory=no,width=500,height=400,top=50,left=115′);}

AP
El Universal
Caracas, Venezuela
Domingo 02 de septiembre de 2007

00:46 En los recientes Juegos Panamericanos de Río abundaban atletas en la delegación venezolana con nombres tales como Hersony, Mayelis y Nohemar, entre otros, que muchas veces obligaron a periodistas brasileños y extranjeros a demorar la difusión de sus despachos para evitar cometer errores a la hora de identificar a esos deportistas.

Pero la presencia de venezolanos en eventos deportivos con nombres compuestos como Leomar (Leonardo y María), extravagantes como Mileidy (My Lady), o con variantes como Maikel (Michael), particularmente cuando “denoten una identidad confusa o que generen dudas sobre la determinación del sexo”, podría ser extraña en dos o más décadas.

¿La razón? Las autoridades venezolanas impulsan la aprobación de un proyecto de ley que rigurosamente buscará frenar la desbocada creatividad que muchos padres evidencian a la hora de escoger y registrar el nombre de sus hijos.

Esta semana el Consejo Nacional Electoral (CNE) entregó a las autoridades municipales el borrador de la Ley de Registro Civil, que entre otras consideraciones plantea que no se “permitirá” que los padres o representantes les coloquen a los recién nacidos “nombres que los expongan al ridículo, sean extravagantes o de difícil pronunciación en el idioma oficial, contengan variantes familiares y coloquiales” que generen “confusión” o “dudas” en la forma de escribirlo o en el sexo del infante.

La ley prevé también la creación de una lista con al menos 100 nombres propios tradicionalmente reconocidos con el fin de ofrecer opciones en el momento de registrar un nacimiento. La lista sería progresivamente ampliada y quedarían exceptuados los descendientes de etnias aborígenes y extranjeros, se informó.

Las autoridades electorales repetidamente han dicho que la inclinación de muchos venezolanos de crear nombres, a veces únicos, se ha traducido con frecuencia que “no es fácil determinar la identidad sexual de un elector”, basado simplemente en el nombre y el numero del documento de identidad que aparece en el padrón electoral.

También algunos nombres han sido motivo de polémica. Meses antes de los comicios presidenciales del 2006, en los que fue reelegido el presidente Hugo Chávez por amplia mayoría, los adversarios del mandatario denunciaron una serie de irregularidades en el padrón electoral, destacando entre ellas que en esta nación sudamericana hasta “Superman” estaba inscrito para votar.

Sandra Oblitas, presidenta de la Comisión de Registro Civil y Electoral del CNE, reveló entonces que a pesar “de la burla de los medios de comunicación social” existen en el padrón dos electores -certificados con los registros- identificados con el primer nombre de Superman y uno de ellos fue presentado repetidamente por la televisora estatal.

“Hay un ciudadano que se llama Superman, y debo decir que Superman existe y es venezolano”, declaró Oblitas al rechazar las denuncias.

Los venezolanos son expertos en dar vida a palabras y expresiones propias en su modo de hablar que con el pasar de los años incluso han terminado por ser registradas por el propio Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) con la denominación de “venezolanismo”.

Es así como “cuaima”, que se refiere a una serpiente venenosa local, el DRAE admitió el léxico habitual en que la usan los venezolanos para identificar particularmente a mujeres consideradas “muy listas, peligrosas y crueles”.

Algunos de los numerosos “venezolanismos” en esencia son palabras de uso general en la lengua española que en este país han adquirido una connotación especial.

Personas que se hallaban en una céntrica plaza de Caracas mostraron diferentes reacciones sobre la medida propuesta.

“Estoy de acuerdo con poner límites a gente que no tiene sentido del ridículo, pero me parece mal que estén pensando en una lista tan corta, sólo en el santoral (nombres de santos católicos por día) hay más de 365”, dijo Alfredo Blanco, de 58 años.

Mariana González, una ama de casa de 27 años, expresó que “nadie debe meterse en eso. Mi hijo se llama Richard, a mi siempre me gustó ese nombre”.

“¿Por qué alguien me va a venir (ahora) a decir que tenía que ponerle Juan, Pedro o (el nombre indígena) Guaicaipuro? Ante todo debe reinar el sentido común”, añadió al expresar su temor de que la medida sea inflexible.

mzr

O decir cosas como esta:

O incluso afirmar que un anciano genocida decrépito y enfermo vivirá eternamente.

Si no fuera por que las vidas de millones de seres humanos dependen de lo que diga este gorila afeitado en uniforme, estas noticias me causarian mucha risa.

Pobres venezolanos.

*