Playeras Cristianas

Una cosa es muy clara: pasa demasiado tiempo entre post y post. Y no es que me falten temas, sino que la mayoría están formados en una fila larguísima para seguir todo el proceso de convertirlos en posts. Por otro lado, el último post fue breve y no me tomó mas que unos cinco minutos hacerlo. ¿Qué quiero decir con todo esto? Pues que voy a cambiar un poco el formato del blog y si bien aún voy a escribir algunos kilométricos posts sobre cosas que he tenido en la mente por algún tiempo, voy a tratar de poner más contenido menos solemne. Asi que sin más preámbulos . . . .

Tenía un año que casi no iba al centro (al Centro Histórico de la Ciudad de México, vaya), y eso que antes iba a diario. Y aunque es algo totalmente subjetivo, me pareció ver más librerías cristianas de lo normal. Antes estaban relegadas atrás de Catedral, pero ahora vi varias nuevas en otras calles.

Pero lo que me llamó la atención es lo que parecía ser un café cristiano. Imagine usted cualquier de esos cafés donde aparte de tomar café y comer bagels también puede adquirir libros y souvenirs. Ahora imagínelo como si su dueño fuese Ned Flanders. ¿Se le dificulta imaginarlo? Bueno, permítame ayudarle, al menos con la parte de los souvenirs:


Yo no sé que va a hacer Jebús con tantos corazones. Quizás en realidad es la mente maestra detrás del tráfico de órganos. Eso, o vende menudencias por mayoreo.


Y aún asi perdieron con, jeje, el Santos.

El de arriba a la izquierda es un empleado de Luz y Fuerza cargando un poste y el de abajo es Mr. Fantastic (el hombre elástico, vaya). No sé qué se supone que representan los dos de la izquierda.

Pues si, un café de cristianos. O católicos. O algo así. Alguien ya se dió cuenta de que el siglo XIX se terminó hace algún tiempo.